IMIM - Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques IMIM - Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques

Noticias

25/07/2022 - Información institucional

30 años del Laboratorio Antidopaje Olímpico

El lunes 25 de julio se celebran 30 años de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona que representaron un hito histórico para la ciudad. Durante este gran evento, el Laboratorio Antidopaje del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM-Hospital del Mar) fue el encargado de realizar los controles antidopaje de los atletas, tanto de los Juegos Olímpicos como de los Juegos Paralímpicos de Barcelona 92.

El Laboratorio fue creado en 1985 en el marco de la pre-canditatura Olímpica de Barcelona. Su designación como laboratorio olímpico permitió la modernización de las instalaciones y equipamientos tanto del propio Laboratorio como del IMIM. El Laboratorio ocupó una superficie de 1100 m2, y durante el período de los Juegos trabajó las 24 h del día. En total, unas 110 personas estuvieron implicadas en el correcto desarrollo del trabajo antidopaje, teniendo en cuenta al personal del Laboratorio, al personal científico invitado, a los voluntarios y al personal de apoyo.

Miembros que formaban parte del Laboratorio Antidopaje durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona 1992.

"El Laboratorio disponía de la tecnología antidopaje más avanzada en ese momento y de un buen equipo de científicos al frente. Pero las capacidades analíticas eran muy distintas a las actuales", explica la Dra. Rosa Ventura Alemany, directora actual del Laboratorio y coordinadora analítica del laboratorio de 1992.

"El control del dopaje ha evolucionado mucho en estos 30 años, pero tenemos en común respecto a 1992 el disponer de la tecnología más avanzada del momento y también de un buen equipo de científicos especializados en la detección de las sustancias y métodos prohibidos y en la búsqueda de nuevas vías de detección del dopaje" añade la Dra. Ventura.

Instalaciones del Laboratorio Antidopaje en la actualidad

En estos años, se han incorporado muchas familias de sustancias y métodos en la lista prohibida, y la complejidad de los análisis es mucho mayor (en la actualidad se monitorizan unos 500 compuestos). El Laboratorio tiene acceso a nuevas tecnologías desarrolladas recientemente y dispone de equipos más de 100 veces más sensibles que en 1992. "Esta mayor sensibilidad junto con el mejor conocimiento del metabolismo de las sustancias dopantes hacen que se pueda detectar la administración de sustancias con una retrospectividad de semanas, mientras que en esa época la ventana de detección era de unos pocos días" explica la directora del Laboratorio.

También se ha avanzado en la detección de hormonas peptídicas, como eritropoyetina o la hormona del crecimiento. "Ahora se dispone de tecnologías muy sensibles basadas en métodos inmunológicos que se han desarrollado y perfeccionado en los últimos veinte años". Además, "la introducción del pasaporte biológico del atleta también ha significado un punto de inflexión para la detección del dopaje sanguíneo y del uso de esteroides anabolizantes, y por el efecto disuasivo que representa" comenta Ventura. El pasaporte consiste en un seguimiento longitudinal de una serie de parámetros indicadores de dopaje. Se calculan los intervalos de normalidad específicos de cada atleta para cada uno de los parámetros, de forma que cualquier desviación de estos intervalos de normalidad en futuras muestras puede indicar el uso de dopaje.

Miembros del Laboratorio Antidopaje en la actualidad procesando muestras

En la actualidad, el Laboratorio está trabajando en la implantación de muestras de sangre seca como matriz para los controles antidopaje. Son muestras de sangre capilar que se dejan secar en un soporte adsorbente, normalmente de celulosa. Estas muestras permitirán mejorar la detección de algunas sustancias y aumentarán el efecto disuasivo al permitir realizar controles más masivos tanto durante las competiciones como en períodos de entrenamiento, ya que facilitan el proceso de recogida, transporte y almacenamiento de las muestras.

Pero todavía queda mucho camino por recorrer, porque si el antidopaje evoluciona, el dopaje también lo hace. La Agencia Mundial Antidopaje está dedicando muchos esfuerzos a la educación, formación y sensibilización de los atletas y su implicación en las políticas antidopaje ya que ésta debe ser una de las vías más importantes para decantar la balanza a favor del deporte limpio. "Los laboratorios antidopaje seguimos siendo la pieza clave en esta lucha compartida que no sólo es importante para el deporte de élite, sino que se engloba en un marco mucho más amplio que tiene que ver con la salud de la población general y con los valores éticos de nuestra sociedad" concluye la Dra. Rosa Ventura.

Todas las noticias

© Institut Hospital del Mar
d'Investigacions Mèdiques
Aviso legal y Política de Privacidad | Política de cookies | Mapa Web | Accesibilidad | Dirección y accesos | Contacto