IMIM - Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques IMIM - Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques

Noticias

14/02/2022 - Información general

Más del 50% de las personas con epilepsia resistente al tratamiento sufren también depresión o ansiedad

Además, el 71% de ellas aseguran tener una mala calidad de vida por culpa de las crisis epilépticas, según un estudio realizado por la Unidad de Epilepsia del Hospital del Mar. Las mujeres presentan niveles más elevados de depresión y ansiedad, así como peor calidad de vida, que los hombres. Los resultados obtenidos abren la puerta a evaluar un abordaje de estos factores como desencadenantes de las crisis epilépticas. Se trata del estudio más amplio realizado hasta ahora analizando las comorbilidades psiquiátricas de pacientes con este tipo de patología. Lo publica la revista Frontiers in Neurology.

Las personas diagnosticadas con epilepsia resistente al tratamiento farmacológico presentan altos niveles de depresión y ansiedad, así como una mala calidad de vida, según un estudio de la Unidad de Epilepsia del Hospital del Mar que ha publicado la revista Frontiers in Neurology. De hecho, la mitad de estos pacientes sufren depresión y ansiedad y más del 70% aseguran tener una mala calidad de vida. Este hecho abre la puerta a evaluar un abordaje global de los enfermos, teniendo en cuenta los aspectos psiquiátricos de su patología para intentar controlar las crisis epilépticas.

Equip_Unitat_Epilèpsia

Miembros de la Unidad de Epilepsia

El Dr. Rodrigo Rocamora, autor principal del trabajo, jefe de la Unidad de Epilepsia y coordinador del Grupo de Investigación en Epilepsia del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM-Hospital del Mar), destaca la importancia del trabajo, uno de los más importantes hechos nunca en este ámbito, teniendo en cuenta las comorbilidades psiquiátricas de las personas afectadas por la epilepsia resistente al tratamiento. Como apunta el Dr. Rocamora, hay que tener en cuenta que "la epilepsia no solo son crisis, sino que es una alteración mucho más global del cerebro y de su manifestación en los pacientes. No se acaba con les crisis, es una enfermedad que dura toda la vida".

Analizados medio millar de pacientes

El estudio ha analizado cerca de 500 pacientes (493) ingresados en el Hospital del Mar con diagnóstico de epilepsia resistente al tratamiento farmacológico entre los años 2013 y 2021, para identificar el origen de las crisis epilépticas o la posibilidad de un abordaje quirúrgico. Más del 71% aseguraron tener una mala calidad de vida, mientras que la mitad presentaban síntomas diagnósticos de depresión y el 53% de ansiedad. Los resultados se obtuvieron a partir de la realización de diferentes test a las personas que pasaron por el centro por esta patología. Según explica el Dr. Rocamora, esto "demuestra que la epilepsia, más allá de las crisis, es una enfermedad que afecta a múltiples niveles de la vida, y uno de los más importantes son las alteraciones psiquiátricas y la afectación a la calidad de vida". Hay que tener en cuenta que solo uno de cada tres enfermos presentaba un diagnóstico previo de trastorno psiquiátrico.

Otro de los resultados destacados del trabajo es que las mujeres presentaban niveles más altos de depresión y ansiedad, así como una peor calidad de vida que los hombres. Además, el estudio ratifica que estos síntomas se producen en todos los tipos de epilepsia y no solo en la epilepsia del lóbulo temporal como se creía previamente. Finalmente, se demuestra que la ansiedad patológica es tan prevalente como la depresión y que, generalmente, van asociadas. También se estudiaron los pacientes con crisis psicógenas, parecidas a las crisis epilépticas, pero provocadas por un trastorno psiquiátrico. Estos tenían peores registros en los tres aspectos. No obstante, aquellos que más sufren estos trastornos son los que combinan epilepsia con crisis psicógenas, llegando a sufrir depresión y ansiedad en cuatro de cada cinco enfermos.

Los autores del trabajo indican que los problemas asociados a la epilepsia acostumbran a estar infradiagnosticados en estos pacientes y que ser consciente de ello puede ayudar a establecer una relación más empática entre el equipo de sanitarios y los enfermos y mejorar así su comprensión del diagnóstico y de los desafíos para tratar la enfermedad en toda su dimensión.

Este hecho es vital a la hora de abordar las crisis en pacientes que no responden a los tratamientos farmacológicos habituales, ya que el estrés es uno de los más importantes desencadenantes de crisis. En este sentido, controlarlo puede ayudar a reducirlas. Por este motivo, "el estudio abre la posibilidad de evaluar métodos, los cuales, con técnicas de reducción de estrés, puedan controlar este tipo de síntomas y potencialmente también reducir la frecuencia de crisis", explica el Dr. Rocamora. Por este motivo, un abordaje común con los servicios de Psiquiatría que explore cómo controlar el estrés de los pacientes y sus comorbilidades psiquiátricas puede resultar de vital importancia para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Artículo de referencia

Rocamora R, Chavarría B, Pérez E, Pérez-Enríquez C, Barguilla A, Panadés-de Oliveira L, Principe A, Zucca R. Mood Disturbances, Anxiety, and Impact on Quality of Life in Patients Admitted to Epilepsy Monitoring Units. Front Neurol. 2021 Oct 28;12:761239. doi: 10.3389/fneur.2021.761239. PMID: 34777230; PMCID: PMC8584435.

Todas las noticias

© Institut Hospital del Mar
d'Investigacions Mèdiques
Aviso legal y Política de Privacidad | Política de cookies | Mapa Web | Accesibilidad | Dirección y accesos | Contacto