IMIM - Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques

Noticias

31/10/2005

"La mujer con infarto es atendida más tarde que el varón y de manera menos intensiva", Jaume Marrugat en La Vanguardia

Durante años, se creyó que las enfermedades del corazón afectaban poco a la mujer, lo que ha repercutido en que haya recibido asistencia tras un infarto más tarde de media que el varón y de forma menos intensiva. "La mujer ha sido descuidada en cardiología", reconoce Jordi Rius, director de cardiología del centro médico Teknon de Barcelona. Se pensaba que tenía protección natural contra la dolencia coronaria porque las cardiopatías son mucho más comunes en hombres que en mujeres, pero sólo en menores de 45 años. A partir de esa edad, la proporción se invierte, a lo que hay que sumar que la mujer padece más enfermedad vascularcerebral. La norteamericana Bernardine Healy formuló en 1991, a raíz de diversos estudios, lo que denominó el síndrome de Yentl:la mujer tenía que comportarse clínicamente como un hombre (tener los mismos síntomas) para que se atendiera debidamente su patología cardiaca. El problema es que la enfermedad tiene peculiaridades en ambos sexos, desde biológicas hasta los síntomas de infarto (dolor más difuso en la mujer). Esto ha hecho que durante años la mujer haya sido infradiagnosticada y tratada inadecuadamente, según pautas en varones. Jaume Marrugat, coordinador de epidemiología cardiovascular del Institut d´Investigaciones Mèdiques de Barcelona (IMIM-UAB), ha trabajado en varios estudios sobre las diferencias entre mujeres y hombres ante el infarto y explica que se comprobó que el infarto suele ser más grave en mujeres (es como si su tejido cardiaco lo soportara peor) y que tienen el doble de riesgo de morir en los primeros 28 días después de sufrirlo que el varón. "Primero creímos - explica Marrugat- que era por la edad, porque la mujer suele padecer el infarto a una edad diez años mayor que el hombre y sufre más hipertensión y diabetes. Luego vimos que otra parte del problema es que llegaba al médico una hora (de media) más tarde que el varón, porque las mismas pacientes minimizan los síntomas y no piensan que puede ser un infarto. Pero además, por las mismas razones, muchos médicos también tardan más en diagnosticarles el infarto, con lo que, a veces, es tarde para tratarlas con trombolíticos. Así que muchas mujeres reciben un tratamiento menos intensivo". 

Todas las noticias

Contacto

Jefe de Comunicación:
Rosa Manaut

Servicio de Comunicación:
Marta Calsina(ELIMINAR)

Tel:
(+34) 93 316 06 80
(+34) 699 094 833

Doctor Aiguader, 88
08003 Barcelona

© Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques Aviso legal | Política de cookies | Mapa Web | Accesibilidad | Dirección y accesos | Contacto